¿Para qué sirven los formularios digitales?

Actualizado: sep 15

Todos los días, nos enfrentamos a actos diarios o tareas rutinarias que debemos realizar para que las cosas funcionen sin problemas. Desde actos muy simples como: levantarse, vestirse, tomar desayuno o ir a nuestros lugares de trabajo, hasta tareas más complejas como: enviar un correo electrónico, presentar resultados comerciales a directorios o realizar nuevas ventas, entre otros.

gif


Aunque parece que unos actos son más importantes que otros (quizás tomar desayuno parezca menos importante que presentarte a una junta directiva), lo cierto es que en la vida cotidiana estos actos son igual de importantes. Y la razón es simple, ambos dependen de sí mismos para realizarse de manera correcta y eficiente.

Lo mismo ocurre en los negocios y en el trabajo, todas las tareas que parecen importantes al final del día dependen de una serie de pequeños actos que en suma marcan la diferencia y tienen injerencia directa en ese trabajo más importante (a primera vista).

gif

Por ejemplo: si trabajamos en una empresa que produce determinados productos para grandes clientes internacionales, entregar a tiempo y correctamente es fundamental para todo el negocio y poder seguir vendiendo. Lo cierto es que esta entrega nunca funciona por sí sola, sino que se ve afectada por una serie de pequeñas tareas previas. Si estos se hacen de manera ineficiente, tienen un impacto en el resultado final y por lo tanto terminamos con un cliente insatisfecho.


Ok pero, ¿qué tiene que ver todo esto con los formularios digitales?


Como en el ejemplo anterior, aparentemente nada. Que es precisamente el objetivo de este artículo, mostrar que (como antes) la apariencia engaña.


Es muy importante para la empresa poder tener el control de todas estas "pequeñas" tareas diarias para poder controlar los resultados finales, es en este control donde los formularios digitales son la respuesta perfecta.


Un formulario digital te da el poder de crear un control específico de esa tarea, con las características particulares de cada trabajo, y al ser digital, genera eficiencia, análisis de datos y mejores resultados.

Sigamos con el ejemplo de la empresa que elabora productos para clientes internacionales, si no se realizan los adecuados controles de calidad, almacenaje, etiquetado, etc. La entrega será defectuosa y de mala calidad, aquí es donde el formulario digital juega un papel clave.


Si tuviéramos la capacidad de crear un formulario digital que especifique cómo ejecutar todos esos controles, como obtener los registros fotográficos, números, firmas de recepción, inspección, etc. Podríamos tener información al instante en caso de eventualidades o un aviso oportuno sobre su estado. Además, tener la trazabilidad necesaria para todos estos procesos y que esté siempre disponible en un consolidado de datos. De esta forma, podemos brindarle a este cliente información que respalde su producto o servicio de manera eficiente y oportuna.

gif


Esto y mucho más es lo que te da luuk. No solo es una herramienta que te ayuda a crear fácil y libremente los formularios digitales que tu quieras, sino que también es un aliado digital a la hora de gestionar tu negocio.


Entonces, ya lo sabes. Cada vez que pienses en cómo mejorar tu día a día y poder disponer de más tiempo para las cosas que te gusta hacer, piensa en estos actos simples-no-tan simples y ve como, optimizandolos, puedes cambiarle el luuk a tu rutina.